Colores alegres en un fondo gris, este es el principio del diseño de esta farmacia, nuestro cliente nos pidió un espacio atractivo, juvenil y llamativo para recibir sus nuevos cliente es este traslado a un nuevo local.

Los paneles a pared crean un juego de curvas, diferenciándose de los rectos de la parte de fondo; los mostradores de azul y blanco y la góndola central con sus encimeras de mármol se ubican en el espacio zonificando el ambiente.

La creación de la nueva marca se aplica al interior del local y al packaging para reforzar la imagen corporativa.