Antes y después, en esta reforma el cliente no quería perder la tradición y su carácter «vintage» de esta farmacia de barrio.

El color verde juntos al papel pintado y al suelo de castaño de diferentes gradaciones hacen de fondo al mobiliario blanco.

El gran mostrador existente lacado en blanco se ajustó al nuevo espacio, junto a los muebles de fondo para mantener la conexión entre la tradición y la innovación.